¿Cómo elegir "talento" para tus proyectos?

image

Foto: El equipo Macintosh vía adweek.com

Entrecomillamos “talento” porque hoy en día esta palabra se centra en las habilidades de la persona. Hay algo más importante.

Uno de los trucos que empleaba Steve Jobs para reclutar talento en sus proyectos de desarrollo, especialmente durante la época en la que trabajaba en la Macintosh, era determinar que tanta pasión mostraba quien estaba siendo entrevistado.

Lo hacía de la siguiente manera: Develaba ante el futuro prospecto algún prototipo o maqueta, y lo describía a grandes rasgos, pero al momento de develarlo, miraba analíticamente a la persona. Si veía un auténtico brillo en los ojos de sorpresa y entusiasmo, sabía que podía darle la bienvenida al equipo.

Steve Jobs era una persona apasionada por crear productos sorprendentes y trascendentes y quería que su equipo compartiera esa pasión.

¿Qué tengo que hacer yo para elegir gente talentosa en mis proyectos?

Lo primero:

Pregúntate que tan apasionado y emocionado estás con el producto de tu proyecto. ¿Qué sentimientos te vienen cuando piensas en él? ¿Crees realmente en él? ¿Crees que es o será el mejor de todos?.

Ahora sí, los 3 puntos básicos:

  1. Recluta a aquellos con las mejores habilidades que conozcas. No solo que sean muy buenos, ve con el mejor. Después de todo si tienes el mejor producto o idea que pueda existir, por qué titubear en pedirle formar parte de tu equipo.

  2. Recluta a aquellos realmente apasionados. Que tenga tu misma pasión por el producto o idea a desarrollar en el proyecto. Esta parte es importantísima y la puedes ir midiendo desde que le platicas de qué trata el proyecto, lo puedes ir midiendo de 2 formas:

    1. Verbal: Si ves Interés genuino y curiosidad en forma de preguntas. Si ves que cree en él y si además te da algo de aportaciones a la idea, tiene mayor potencial a sentir cierta pasión. Esta medición es algo tricky ya que puede haber bluff de por medio.
    2. No verbal: El famoso brillo en los ojos que veía Jobs o alguna otra forma de su lenguaje corporal, voz y ademanes que te haga sentir que sus emociones se están moviendo. Esta medición no es sencilla y se hace con cierto “colmillo” o experiencia.
  3. Recluta aquellos con cierta conexión a ti y a tu proyecto. Ésto no solo significa que haya buena química al trabajar, sino que compartan el mismo espíritu del proyecto: la filosofía y la visión. Puede haber desacuerdos en algunas cosas, pero no en estas últimas dos.

¿Qué otros puntos tomas en cuenta al reclutar “talento” para tus proyectos?

Recibe gratis nuestros más nuevos artículos y ensayos.