Un remoto comienzo

Cuando empiezas a desarrollar una idea o proyecto con tu equipo no necesitas una oficina para “trabajar”, lo único que necesitas es trabajar.

Piénsalo, para ese nuevo proyecto que traes en puerta (que probablemente vaya a ser desarrollado en “medio tiempo”) ¿Te beneficiaría tener una oficina? ¿Valdría la pena la inversión? (o muchas veces gastos)

En casi todos los proyectos, es muy importante maximizar lo que puedes hacer con tu tiempo y tu dinero.

En cuanto al tiempo, créeme que puedes estar dejando ir tiempo valioso al trasladarte a la oficina, en donde además, muchas veces vas con la finalidad de tener varias horas de juntas. Sobre el dinero, está de más decir que debes pagar una renta además de luz, agua, gas, teléfono, etc.

Si crees que lo necesitas está bien, pero vale la pena hacer la reflexión.

Lo que estoy seguro que si quieres lograr es avanzar en tu trabajo y tus metas. Aunque se preguntarán ¿Qué pasa si tengo que trabajar en equipo y no tengo un lugar físico establecido?

Nosotros hemos probado tanto trabajar juntos en el mismo lugar como hacerlo remotamente. Y aunque algunas veces nos es necesario discutir ideas o temas en persona, la mayor parte del trabajo lo realizamos por separado.

Creemos firmemente en que una de las claves para lograr alta productividad en un trabajo creativo es una combinación de trabajo aislado y trabajo colaborativo. Donde la colaboración es para planear, retroalimentar y construir sobre una base ya creada por una o cada una de las partes del equipo.

Definitivamente para nosotros comunicarnos remotamente por medio del trabajo realizado ha sido la única forma de hacer Jameen realidad.

Recibe gratis nuestros más nuevos artículos y ensayos.